Área de Condado del Rey requiere estudios

La aplicación de una tasa de valorización para los nuevos proyectos de construcción en Condado del Rey, corregimiento de Ancón, sería una posible fuente de financiamiento de los estudios y trabajos que se deben realizar en el lugar para evitar más problemas urbanos.

Lo anterior fue una de las propuestas que surgió de una reunión que sostuvieron promotores de obras en esa zona y autoridades del Municipio de Panamá, debido a quejas por inundaciones, deslizamientos de tierra y saturación vial.

Esta es la primera vez que tanto empresarios como la alcaldía abordan el tema, luego de que se estableciera una moratoria para nuevos permisos de construcción, específicamente en Condado del Rey y sus alrededores dentro del distrito de Panamá.

Precisamente, este último punto es el que más le inquieta a los promotores de obras, quienes señalan que eso afecta el desarrollo.

El director de Obras y Construcciones del Municipio de Panamá, Antonio Docabo, dijo que hay necesidad de un diagnóstico preciso de los problemas hidrológicos y de viabilidad del área. “Se estudia que los trabajos en la zona se dividan entre promotores, Estado y residentes”, agregó.

Como parte del debate surgió la alternativa de una tasa de valorización que sería pagada por los dueños de propiedades para financiar las mejoras en esa zona.

Por su parte, la vicealcaldesa, Raisa Banfield, precisó que lo primero para esa área sería elaborar un estudio técnico de las corrientes hídricas, cuyo valor es de $1 millón, para luego implementar mejoras urbanas.

Además, sostuvo que las promotoras estarían presentando su propuesta la próxima semana. “Nos tocará evaluarla”, puntualizó.

Mientras, Eduardo Di Bello, miembro de la junta directiva de la Cámara Panameña de la Construcción y uno de los participantes de la reunión, manifestó que los promotores están dispuestos a colaborar.

En tanto, Erick De Gracia, presidente de la Asociación de Residentes de Condado del Rey y sus alrededores, espera un plan urbano “coherente” para mitigar los problemas de inundaciones y vialidad en el área, así como adecuar los sitios donde hay deslizamientos de tierra.